miércoles, 26 de diciembre de 2007

EL GORDO Y LA LOTERÍA

Toda vez que ya han transcurrido los dias suficientes, como para hacer balance de nuestras "inversiones" navideñas en loteria. Hagamos balance.

Cada Español, se gún las estadisticas, jugamos una media de 208 euros en juegos de azar en general. Primitivas, loteria, Once y toda suerte de derivados.

En cuanto a lo que nos ocupa la LOTERIA DE NAVIDAD. ¿Que probabilidades tenemos de que nos toque , pongamos que el primer premio? Obviamente una de 85.000. por cada número distinto que juguemos. Huelga decir que el premio es proporcional al importe del décimo o papeleta. 15.000 euros al Euro.


Como cada año, los inicios del período navideño vienen marcados por la Lotería de Navidad. Más por tradición que por verdadero ánimo de lucro, los españoles se implican más que nunca en esta lotería a pesar de que los premios son menores que en la Primitiva o la Bonoloto, a las cuales se puede jugar a lo largo de todo el año. En este sentido, según el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno, “mucha gente no juega por el hecho de jugar, sino por que es una tradición, y de esta manera es algo así como lo de comprar langostinos para Nochebuena, o tomar cava a las doce de la noche del día de fin de año”.

El profesor Córdoba Bueno ha detallado las distintas probabilidades que afectan a la Lotería de Navidad. Así, ha explicado que “hay casi un 85% de probabilidades de perder lo que se apuesta, y un 10% más de no ganar nada. Sólo hay un 5% de probabilidad de ganar realmente algo”. Asimismo, ha señalado que en el próximo sorteo del 22 de diciembre se pondrán en juego 185 series de 85.000 billetes cada una (850.000 décimos de 20 € por serie, esto es 157, 25 millones de décimos), lo que supone un importe en juego de 3.145 millones de euros, de los que el 70% se destinarán a premios, es decir, 2.201,5 millones. “Lo anterior significa que 13.334 números de los 85.000 resultarán premiados de una manera u otra, mientras que 71.666 no recibirán nada, y sus jugadores perderán los 20 € apostados”, ha afirmado.

“No obstante”, ha continuado, “la mayor parte de la gente juega sin conocer realmente cuál es su expectativa de beneficio, es decir, se pagan 20 € por un décimo, y lo que se busca es el ‘gordo’ de Navidad”. Además, se ha planteado la posibilidad de que el ‘gordo’ que ha salido un año, se pueda repetir el siguiente. “La respuesta es sencilla, como poder ocurrir, podría, ya que el que un número salga en el sorteo de una año no influye para nada en el sorteo del año que viene, es decir, cada sorteo no tiene nada que ver con el anterior, pero la probabilidad de que pueda salir dos veces consecutivas es muy baja”. Sin embargo, ha reconocido que este planteamiento se refiere a una probabilidad a priori, “pero si ya ha salido, la probabilidad en el siguiente sorteo será independiente de la anterior”.

En relación a esto, también se ha preguntado si la hora de salida del ‘gordo’ influye en el número que salga, a lo que ha respondido de forma negativa. “Todos los premios están en una urna y todos los números en otra, teniendo las mismas posibilidades de salir antes o después, así pues, el ‘gordo’ tiene las mismas posibilidades de salir en primer lugar, en cuarto, en décimo lugar o en último lugar”.

Por otra parte, ha hablado del efecto diversificación, según el cual, “se demuestra matemáticamente que la diversificación supone la dilución del riesgo, por lo que la lógica nos indica que sería mejor comprar diez décimos distintos que diez décimos del mismo número. Si sólo jugamos un número, la probabilidad de que sea uno de los premiados con alguno de los premios es del 15,687%, aunque el premio sea pequeño. Pero si compramos diez números distintos, la probabilidad de que al menos uno de los números resulte premiado es del 82%”.

Finalmente, se ha referido a los tópicos relacionados con la Lotería de Navidad. Ha señalado que desechar un número porque ‘es feo’ no es una buena estrategia, “ya que cualquier número tiene a priori la misma probabilidad de ser extraído del bombo”. En cuanto a las Administraciones en las que siempre toca algún premio, ha dicho el profesor Córdoba Bueno que “cuanto más se vende, más probabilidades hay de que salga premiado un número de una determinada Administración. Por eso, las grandes administraciones tratan de diversificar al máximo su oferta de números, a fin de poder decir siempre que allí ha tocado. No les interesa vender las 185 series de un número, sino dos o tres series de la mayor cantidad posible de números diferentes, ya que aumenta la probabilidad de que allí toque uno de los premios grandes”.


Por tanto esa gente que se gasta dinero extra en comprar loteria con un recargo, de tal o cual administración, guardando colas, a la intemperie, solo por el prurito de decir que tiene loteria de Doña Francisquita, o de La Bruja con el Loro, ya roza lo patético.

Si ya es, harto improbable que nos toque, siquiera dinero atras, ¿Porqué perder un dinero extra o parte de nuestro tiempo? Tratando de adquirir los décimos de fulano o mengano.

Compra las participaciones de las tiendas de tu barrio, de los amigos de tus amigos, y por lo menos si no toca que será lo mas probable, tendrás algo que contar y alguien habrá que te deba un favor. Por pequeño que sea, siempre te deberán el hecho de que les compraste loteria del club de futbol de sus hijos, de su empresa o de la Asociación de amigos del Bakalao al Pil-Pil.

No hay comentarios: